Share:
TodoBlog

El número de activaciones del Código Riesgo Suicidio en adolescentes y jóvenes atendidos/as por la FETB aumentó más de un 272% en 2021 respecto antes de la pandemia.

El suicidio es la primera causa de muerte no natural entre los y las jóvenes de 16 a 35 años en Cataluña. Una situación que se ha agravado con la pandemia, tal y como demuestra el significativo aumento de las situaciones que han sido valoradas como riesgo potencial de suicidio en adolescentes y jóvenes de los distritos que atendemos desde la FETB: Gràcia, Sant Andreu y Montcada y Rejambre.

En este estudio analizamos los datos de los usuarios/as que han llegado a estos tres Centros de Salud Mental Infantil y Juvenil (CSMIJ) a raíz de la activación del sistema de detección de la Generalidad de Cataluña, el Código de Riesgo del Suicidio (CRS) .

Es importante tener en cuenta que los casos que llegan con el marcado CRS no son los únicos que presentan ideación, problemática o riesgo real de muerte o tentativa suicida. En los CSMIJ también recibimos solicitudes de atención y derivaciones de casos con ideaciones autolíticas, pensamientos de muerte o conductas autolesivas a través de otros servicios de la Red (CAP, psicopedagogos de una escuela, servicios sociales, etc.) .

El número de jóvenes y adolescentes con esta problemática es por tanto superior a la extraída del sistema Código Riesgo Suicidio. En cualquier caso, estos datos nos ofrecen una idea de la demanda y la tendencia que existen por estos motivos.

Si consideramos la evolución, se puede observar un punto de inflexión muy marcado por la situación de pandemia y confinamiento: los datos de los años previos eran mucho más contenidos, mientras que en 2021 muestran un aumento, en comparación con 2019, de un 272,22%.

Fuente: FETB

En este sentido vemos que, aunque el año pasado vivimos un período de paulatina recuperación de “normalidades” a nivel social, también fue cuando afloraron muchos de los malestares y sufrimientos sostenidos durante los momentos más duros de la pandemia. Del total de casos atendidos por la FETB a partir de los CRS activados en 2021, más del 76% eran chicas y más del 70% tenía entre 14 y 17 años.

La tendencia en el presente y el futuro todavía apunta más alto. Analizando los datos acumulados de 2022 hasta mediados del mes de julio, hemos atendido a un total de 49 casos con activación de CRS, de los cuales casi el 88% son chicas y más de la mitad tiene entre 14-15 años.

Fuente: FETB

Estas solicitudes lógicamente implican una atención prioritaria, preferente, intensiva y de continuidad, generando un mayor colapso en los servicios, pues resulta muy difícil absorber este aumento exponencial de la demanda sin desatender otras situaciones también prioritarias o graves.

En definitiva, estamos ante una problemática real de salud, pero también es una problemática social y familiar que de forma preocupante arraiga a nuestra cotidianidad. Se hace necesario que nos ocupemos de ello con una responsabilidad compartida entre los diferentes entornos en los que se mueven nuestros adolescentes y jóvenes (profesionales, familiares, de ocio) para reforzar una red que permita no sólo detectar y actuar a posteriori, sino que trabaje en construir respuestas preventivas, proactivas y pedagógicas que favorezcan la detección temprana y poder generar de forma natural los soportes adecuados y ad hoc a los y las jóvenes.

El Suicidio como muestra extrema de sufrimiento, de desesperanza, es una realidad entre nuestros adolescentes y jóvenes que debe dejar de ser un tabú, liberarse del estigma y la vergüenza para poder visibilizarse socialmente y, en a su vez, convertirse en un objetivo prioritario en las políticas de prevención.

SOBRE EL CODI RISC SUÏCIDI (CRS)

  • El Codi Risc Suïcidi (CRS) és un programa implementat per CatSalut que té com a objectiu la millora en la gestió i accessibilitat de l’atenció a la població amb ideacions i temptatives autolítiques.
  • L’activació d’aquest Codi implica, entre d’altres coses, una priorització d’aquests/es pacients en els dispositius assistencials, així com un seguiment actiu i de major continuïtat per aconseguir un millor acompanyament dels usuaris/àries afectats, marcant una traçabilitat adequada dels diferents episodis.
  • Habitualment l’activació del CRS parteix dels Serveis d’Urgències dels Hospitals de tot el territori de Catalunya. Si la persona atesa a urgències presenta elements que fan pensar el/la professionals de la Salut Mental en potencial risc de suïcidi, s’activa aquest codi en el moment de l’Alta d’Urgències.
  • El codi es pot activar en tres nivells de gravetat (baix, mig o alt) que es notifiquen al Servei de destí i que durant el procés assistencial es poden reconsiderar en funció de l’evolució de la persona en relació a la simptomatologia.
  • Dins del risc de suïcidi hi caben des de ideacions puntuals i reactives, fantasies de mort o pensaments molt negatius sobre el sentit de la pròpia existència, fins a ideacions persistents en el temps, planificació i temptatives prèvies, o fins i tot, intents perpetrats que porten la persona al servei d’urgències.

Quan s’activa aquest codi en menors d’edat, aquests són derivats/des al seu centre de Salut mental de referència, on han de ser atesos en el termini màxim de 72 hores un cop s’ha realitat l’Alta del Servei d’Urgències hospitalàries.

Noticias relacionadas