Share:
NoticiasTodo

El CAC elabora una guía sobre los sistemas de control parental que ofrecen las plataformas como Netflix y las redes sociales

Tras el debate que suscitó el visionado por parte de muchos menores de 16 años de la serie El juego del calamar de Netflix, el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC), ha elaborado una guía sobre los sistemas de control parental que ofrecen las plataformas de vídeo bajo petición y las redes sociales.
La guía informa a los padres y madres de que los servicios audiovisuales a petición, como Netflix o HBOMax, permiten establecer perfiles por edades, así como que se puede establecer un código PIN para restringir el acceso a determinados contenidos en función de la calificación por edades. También se informa que las plataformas ofrecen una funcionalidad que permite a los padres y madres revisar el contenido que han visto los hijos e hijas.
El presidente del CAC, Roger Loppacher, ha explicado que «hay todavía un gran desconocimiento de los sistemas de control parental ya existentes» y ha destacado que «el objetivo es que los padres y madres los conozcan y los activen para evitar que los hijos e hijas menores estén expuestos a contenidos perjudiciales por su edad, así como para limitar su tiempo de consumo”. Asimismo, ha pedido a las familias «visionar conjuntamente los contenidos audiovisual para hacer un acompañamiento y fomentar su lectura crítica».
En un comunicado el CAC recuerda que, según una encuesta Òmnibus publicada en 2017, al 86% de los adultos les preocupa que los menores de edad tengan acceso a contenidos de Internet que puedan ser perjudiciales. Los contenidos que generan mayor inquietud son, por este orden, la violencia, la pornografía, las drogas y el sexismo. En línea con esta preocupación, el mismo porcentaje de la población catalana (86%) considera que los menores de edad no cuidan suficientemente su privacidad en la red. Sin embargo, sólo 1 de cada 4 progenitores toma medidas para que no visionen solos los contenidos.
Según explica el CAC, la iniciativa ha surgido por el compromiso de la institución para aumentar la protección de los menores de edad, y especialmente por la polémica generada el pasado mes de octubre por la exposición de los menores a contenidos inadecuados, como la serie de Netflix El juego del calamar. Esta serie muestra una señalización, decidida por Netflix, de serie no recomendada para menores de 16 años. El Consejo indicó entonces que estaba trabajando para establecer una guía que orientara a los padres y madres a implementar los sistemas de control parental que ofrecen las plataformas de internet.
Guía del programa eduCAC sobre las herramientas y características del control parental en internet

Noticias relacionadas